Los frutos secos son una excelente fuente en vitaminas y minerales. Es por eso que se recomienda comerlos todos los días. ¿Pero conoces sus beneficios para la salud?

Primero cuando hablamos de frutos secos, se trata de los frutos de cáscara (nueces avellanas, almendras…) y de las frutas frescas que han sido secadas (ciruelas, uvas, cranberry…).

Los beneficios de los frutos secos

Los frutos secos contra el colesterol

Los frutos secos, como las almendras y las nueces, contienen grasas saludables, incluyendo ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, que pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL en la sangre. Estas grasas beneficiosas pueden contribuir a mejorar los perfiles lipídicos y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Los frutos secos para sus calorías

En promedio, 100g de frutos secos aportan 500k calorías, de hecho constituyen una fuente de energía excepcional.

Aunque los frutos secos son relativamente altos en calorías debido a su contenido de grasas, son una opción saludable para incluir en la dieta. Las grasas presentes en los frutos secos son principalmente grasas insaturadas, que son beneficiosas para el corazón y pueden ayudar a mantener la sensación de saciedad.

Además, los frutos secos también proporcionan proteínas, fibra y una variedad de vitaminas y minerales esenciales.

Los frutos secos para el cerebro y el corazón

Varios estudios han demostrado que el consumo regular de frutos secos puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares (estudio).

Estos alimentos son ricos en antioxidantes, como vitamina E y flavonoides, que ayudan a proteger el corazón y los vasos sanguíneos de los daños causados por el estrés oxidativo.

Además, los ácidos grasos omega-3 presentes en algunos frutos secos, como las nueces, tienen propiedades antiinflamatorias y pueden limitar el deterioro cognitivo asociado con el envejecimiento (estudio).

Los frutos secos para la salud emocional

Algunos frutos secos, como las almendras, son una fuente natural de triptófano, un aminoácido que ayuda a regular la producción de serotonina, un neurotransmisor relacionado con el estado de ánimo y el bienestar emocional. Consumir frutos secos puede contribuir a mantener un equilibrio emocional y reducir el riesgo de trastornos del estado de ánimo.

Los frutos secos contra el estreñimiento

Después de las cereales, los frutos secos son los alimentos más ricos en fibra, lo que los convierte en una excelente opción para mejorar el tránsito intestinal y prevenir o aliviar el estreñimiento. La fibra presente en los frutos secos ayuda a mantener la regularidad digestiva y promueve la salud del sistema gastrointestinal.

¿Los frutos secos engordan?

Por cierto, los frutos secos son muy calóricos. Sin embargo, son de gran ayuda para perder peso si se consumen en su forma natural. Un pequeño puñado de frutos secos te aportarán una mayor sensación de saciedad, por su gran aporte en fibras y proteínas vegetales.

Gracias a las frutas secas y a los frutos oleaginosos ¡el picoteo está de nuevo autorizado!

Almendras, nuez de brazil y avellanas

Almendras, nuez de brazil y avellanas.

Cuáles son los mejores frutos secos para la salud

Todos los frutos secos presentan numerosos beneficios para la salud y es por eso que se consideran como superalimentos. Es más, investigadores establecieron que el consumo regular de nueces está asociado con una disminución de la mortalidad.

En la lista de los mejores frutos secos para la salud, se encuentran :

  • las almendras (ricas en proteínas vegetales y en vitaminas E) ;
  • la nuez y la avellana (ricas en ácidos grasos insaturados)
  • la nuez de Brazil (muy rica en selenium) ;
  • la uva seca (rica en minerales y en vitaminas B) ;
  • el albaricoque seco (la fruta más rica en potasio)
  • el cranberry (muy rico en antioxidantes)

Cuántos frutos secos comer a diario

Aunque sean excelentes para la salud, los frutos secos deben consumirse a pequeña dosis y sin sal o azúcar añadido.
La cantidad diaria recomendada de frutos secos es de 30g más o menos, alrededor de un puñado.

Por encima de esta cantidad, cuidado a la cantidad de calorías para los frutos secos y a la cantidad de azúcar para las frutas secas.

Además, es recomendable variar los tipos de frutos secos que consumes para obtener una amplia gama de nutrientes. Puedes elegir entre almendras, nueces, pistachos, anacardos, avellanas, entre otros, según tus preferencias y necesidades.

¿Nuevo en el Método Funcional?

Empieza tu prueba de 7 días gratis

Quizas te interese

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *